Novedades @

N O V E D A D E S

º¡Capítulo 26!

ºNuevo relato corto: Senderos del destino.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Capítulo 21

Historia de un pasado

Una anciana, una mujer de cara benévola y misteriosa, pero a la vez rigurosa. Sus ojos transmitían sabiduría y sensatez.
Todos permanecieron en silencio, ansiosos ante sus palabras. Debía de ser una mujer realmente fascinante para causar semejante silencio.
Iba vestida con túnicas azul turquesa y una flor azul marino recogía su larga trenza encanecida.
-Escuchad bien, mis amigos, pues una historia he de contar. No es dulce, ni bella; es oscura, y negra como el pesar, puesto que la historia que oiréis es la de nuestra querida Crystalraise.
El silencio era absoluto. Ya no había aplausos, ni vítores, ni risas. Sólo silencio.
La mujer empezó a moverse teatralmente.
-Todo comienza bien, como en cualquier historia.
Todos vivían felices, en armonía y concordia.
Pero hubo una, una mujer, que nació entre las cenizas.
Su nombre, nadie lo sabía,
puesto que justo nacer huérfana quedaría.
Nadie la amaba, nadie la quería;
Siempre sola estaba, y de ella se reían.
Un día, la niña se cansó, se subió
Donde todos pudieran oírla, y
Proclamó que algún día se vengaría.
Nadie la tomó en serio, nadie la escuchó,
Pero la niña, con cabeza bien alta,
hizo las maletas y se marchó.
Sin la niña atroz, estaban mucho mejor;
Pero la felicidad nunca dura eternamente,
Y un día la oscuridad de todo se apoderó.
La niña, que entonces era mujer,
Reina de la magia negra y oscura,
Con su ejército de Negros vino,
A cumplir la promesa prometida.
Lloros, llantos, pérdida, Crystalraise se apagaba,
Al borde de la muerte estaba.
Pero no os alarméis,
Sí hubo una salvación.
Todos fueron fuertes y potentes,
Todos lucharon con valor,
Pero hubo alguien que fue el más valiente.
Nuestra Analysse Greyone no pudo soportar
ver como nuestra Crystalraise se hundía,
así que a los Negros les plantó cara,
poniendo final a sus días.
Un nuevo Sol iluminó Crystalraise.
La gente de sus casas salió,
Los niños al colegio volvieron.
Pero llegó un infortunado día,
En que Analysse enfermó,
Y el Sol con ella se apaga,
dejándonos al descubierto,
al borde del horror.
No cantéis, no celebréis,
Pues los días oscuros aún
No han terminado.
De eso algunos se percataron,
Y al bosque se marcharon,
Con la esperanza de hallar
Una solución.
A los sabios visitaron
Y con las manos vacías
No regresaron.
Los sabios les transmitieron una profecía,
La adivinanza que nos devolvería el color.


Dice así, la profecía, aunque
Aún no sabemos qué significa:
“Cuando de ella no tenga miedo,
Pero sí obtenga dolor,
Tiempos oscuros cesarán
Con su audacia y su valor.”




No hay comentarios:

Publicar un comentario